Lun. Dic 5th, 2022


Actualizado

El pívot de los Pelicans asume la responsabilidad de liderar a este equipo renovado en el Eurobasket que comienza este jueves. “Pau solo hay uno, Marc solo hay uno y Willy solo hay uno también”, aclara sobre las comparaciones

willy hernang
Willy Hernangmez, durante un entrenamiento en Tbilisi.Alberto Milou / FEV

En esta nueva España, Willy Hernández (Madrid, 1994) subió a la fuerza varios escalones a la vez. En rendimiento (máximo goleador al configurar), en galones (segundo capitán tras Rudy Fernández) y sobre todo responsabilidad. El pvot afronta su sexto torneo con la selección y su discurso -queremos una medalla- rompe el molde del mensaje general, aunque ni siquiera sergio scariolo tener que corregirlo en público.

¿Sigues viendo a España entre los favoritos al oro?
Creo que Sergio me entendió mal. Dije que no miro a otros equipos, miro a mi equipo y me preocupo por lo que estamos haciendo. Quiero que gane España y el resto me da igual. Será un Europeo divertido, muy competitivo, de mucho nivel. Pero la Copa del Mundo también. Y ya tenemos la experiencia de que puede que no seamos los más talentosos, los más fuertes, pero tenemos el mejor grupo y los que más van a competir. En un juego, puedes vencer a cualquiera.
Tantos imprevistos, tantas lesiones en un verano ya lleno de cambios, ¿afecta esto al grupo?
El grupo sigue motivado, unido, muy fuerte, sobre todo ilusionado y con muchas ganas de competir. En última instancia, se trata de riesgos laborales. Empezamos la concentración con 22 porque sabíamos que podía pasar cualquier cosa. Tener una pérdida tan grande como la de Sergio (Llull)Aunque no nos guste, nos motiva aún más.
¿Se siente, por primera vez en su carrera, el líder del equipo?
Todo el trabajo que he hecho es para tener esos momentos de responsabilidad e importancia. Quiero demostrarlo, ayudar a mi equipo a conseguir una medalla. Estoy feliz de sentirme más responsable y de ver como llegan las nuevas generaciones. Ven que yo tengo ocho años, Rudy 20… la ilusión sigue ahí y no se pierde.
¿Scariolo le pidió que fuera más lejos este verano?
Scariolo es un entrenador increíble que me exige mucho, que quiere lo mejor de mí. Y aunque me pida una cosa y la haga bien, sé que me seguirá preguntando más y mejor. Por eso, estoy agradecido. Llevamos siete años juntos, me conoce mejor que ningún otro entrenador. Quiere lo mejor de mí, sabe que tengo un papel importante en el equipo y quiere que lo asuma, que esté preparado.

Ahora que las estrellas están en otros equipos, ¿qué puede sorprender a España?
La clave es la cohesión, cómo cuidamos cada detalle de los planes de juego que elabora Sergio, cómo los ejecutamos en el campo. Cada pequeño detalle va a ser muy importante. El ejemplo es el Mundial, lo hicimos a la perfección. Todos conocían su rol, aceptaron su rol, todos se involucraron y remamos en la misma dirección. Los logros se logran de esta manera.
¿Se parecerá su papel al de Marc Gasol en el Mundial?
Para mí, Marc y Pau han sido modelos a seguir desde que era pequeño. Siempre he intentado aprender de ellos, imitarlos y sobre todo ser una esponja a su lado. Y pasaron mucho de su tiempo enseñándome, dándome consejos. Siempre agradecido. Pero Marc solo hay uno, Pau solo hay uno y Willy solo hay uno también.
¿Cuál fue su reacción cuando supo que Lorenzo Brown iba a ser nacionalizado?
No me extrañó que hubiera nacionalización. ya lo tuvimos con Mirotic, ya lo tuvimos con Serge (Ibaka). Al final, buscamos la mejor opción para competir y, sobre todo, para que el grupo pueda tener un nivel. Lorenzo es uno de los mejores jugadores de Europa, lo ha demostrado en los últimos años. Nos ayudará mucho.
¿Cómo va tu ajuste?
Es un niño de 10 años, es un amigo, un compañero, un miembro de la familia que se ha integrado desde el primer día con su actitud y su forma de entrenar. No sé, la verdad es que es conveniente. Mostró su entusiasmo por estar en la selección. Perfectamente podrías estar con tu familia en el descanso. Y quiere estar con nosotros. Es de agradecer.
España siempre ha tenido comienzos vacilantes, pero esta vez, ser el primero parece esencial para avanzar a los octavos de final.
Lo que intento hacer entender a mis compañeros es que estamos centrados en los partidos de grupo, que no nos relajamos. Quizá otros años empezábamos débiles y luego teníamos que apretar o íbamos aumentando. Ahora tenemos que estar al 100% desde el principio, sin mirar contra quién jugamos. Luego veremos los octavos de final. Si el objetivo es ganar la Eurocopa, da igual a quién te enfrentes.

¿Cómo lidias con las críticas por tu falta de notoriedad en la NBA?
Realizo mi sueño en la mejor liga del mundo. Voy a jugar mi séptimo año y pocos jugadores pueden decir eso, pocos españoles. Sigo emocionada como el primer día. Jugar contra los mejores pvots del mundo lo hace mejor. Y cuando juego para la selección aquí en Europa, ves que puedo dominar. Respeto las opiniones, los consejos, pero no me importan las críticas, me centro en los comentarios propios.
¿Cómo logras ser tan efectivo en los pocos minutos que juegas?
Es por la ilusión y las ganas de entrenar y jugar, de amar tanto este deporte. Te hace aprovechar la oportunidad. Y, sobre todo, es por el trabajo, por el que no se ve, la dedicación de día y de noche. Es cierto que es duro, difícil, pero estoy acostumbrado. Ahora hay momentos como la selección donde tengo más protagonismo y puedo estar preparado. Es cierto que me gustaría tener un papel más importante en mi equipo, los Pelicans. Pero bueno, es un deporte de equipo. Es hora de asumir mi rol, lo acepto. Y cuando el entrenador dice mi nombre, doy el 100%.

Según los criterios de

El proyecto de confianza

Saber más



Por Keiber

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *